Viajando en Clase Turista
Viajando en Clase Turista

Gruyères- Friburgo - Broc, Suiza (Día 5)

Empezamos el día con un corto recorrido hasta la próxima localidad de Gruyères, donde ya estuvimos unos días atrás. El motivo de nuestro desplazamiento era la visita a la Maison du Gruyère, fábrica en la que se elabora el famoso queso gruyere.

 

La entrada tiene un coste de 7 chf/persona y da acceso, a través del restaurante y la recepción, a una especie de museo de la historia de la región y de la tradición agrícola, que sirve de preámbulo para el principal atractivo de la fábrica, una pasarela elevada desde donde se puede ver en directo a los operarios elaborando el queso en tiempo real. El último punto del tour es la sala de maduración, en la que se pueden apreciar los quesos, ya en su última fase, a la espera de curación para ser comercializados.

 

La visita, aunque interesante, se hace corta para el precio que se paga por ella. Aun así creemos que si uno para por estos lares, debe visitar la Maison para conocer de mejor manera el origen de la tradición quesera de la región.

 

Agarramos nuestro coche y condujimos 45 minutos hasta el siguiente punto de interés del día, la medieval ciudad de Friburgo, una de las 3 ciudades oficialmente bilingües del país. Aparcamos en el parking Allée des Grandes Places, justo en el centro de la ciudad, para encarar la Rue des Alpes y conocer la moderna zona de Square des Places, parándonos a tomar un café en una céntrica cafetería, donde hicimos buenas migas con Joao, un camarero portugués que hablaba perfectamente español.

 

Desde allí, caminamos en dirección este para visitar los dos principales edificios religiosos de la ciudad: la Catedral de San Nicolás, edificada en el S.XI, y la Basílica de Notre-Dame, pequeña iglesia erigida en el S.XII. Al llegar al lugar nos encontramos con un espectacular mercadillo local que se extendía por varias calles, así que aprovechamos para hacer algunas compras de productos de la zona. Tras ello, descendimos una empinadísima cuesta para visitar los puentes de Berne y Milieu, que cruzan el Río Sarine.

 

Después de una deliciosa comida en un restaurante local, regresamos al coche para retomar la ruta hacia el siguiente punto del mapa, la pequeña pero hermosa localidad de Broc, a unos 40 minutos de distancia. El motivo del desplazamiento fue la visita a la fábrica de chocolate Cailler.

 

Fundada en 1819, esta fábrica se ha convertido, con el paso de los años, en una atracción turística. El coste de la entrada es de 15chf/persona y da acceso a las instalaciones a través de un tour guiado de unos 40 minutos de duración. En el recorrido, tan interesante para adultos como para niños, se explica la historia del chocolate y su elaboración, así como la propia historia de la fábrica, que desde 1929 es propiedad de la multinacional Nestlé. El tour finaliza con una degustación de chocolates, justo antes de pasar a la tienda, hecho que provoca que todos los visitantes abandonen el recinto con bolsas cargadas de chocolatinas, bombones, tabletas, etc.

 

Lo que pensamos que sería una visita rápida, acabó ocupándonos varias horas, por lo que al acabar nos dirigimos directamente al apartamento para preparar las maletas, ya que a la mañana siguiente debíamos realizar el check out.  

 

Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista, web de viajes. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.