Viajando en Clase Turista
Viajando en Clase Turista

Rotorua

Rotorua es una ciudad en el centro de la isla norte, que se encuentra situada sobre una caldera, por lo que tiene una alta actividad geotérmica. Son muchas las zonas a lo largo de la localidad en las que uno puede encontrar pozos y áreas termales. El olor, como de huevo podrido, forma parte de la vida de los habitantes de Rotorua y solo impresiona a los visitantes, que acaban por acostumbrarse a la peste.

 

Teníamos un día entero para visitar la ciudad. El día anterior, justo antes de llegar al hotel, visitamos la zona de Government Gardens, Blue Baths y Sulphur Point.

La primera parada del día fue Te Puia, un recinto dedicado a la cultura maorí en la que además se puede apreciar claramente la actividad geotérmica de la ciudad. Sus principales atractivos son el espectáculo de la haka, la recreación del poblado maorí, el área de los kiwis y Te Whakarewarewa, zona geotermal de 60 hectáreas cuyo gran protagonista es el Géiser Pohutu, cuya actividad es constante. El precio de la entrada oscila entre los 46$ y los 139$. Aconsejamos ir pronto, ya que se trata de uno de los puntos turísticos más visitados de Nueva Zelanda, por lo que suele estar lleno de gente a partir de media mañana.

 

Tras la visita, continuamos explorando la ciudad, visitando la zona de Kuirau Park, principal parque de la ciudad, y el antiguo asentamiento maorí de Ohinemutu, donde también encontramos la Iglesia Anglicana de Saint Faith, junto a la Bahía Te Ruapeka.

 

De camino a nuestro siguiente punto de interés, paramos a comer algo en un restaurante local. Tras haber repuesto fuerzas, agarramos el coche y nos plantamos en Agrodome, un recinto a las afueras de la ciudad en el que se muestra la vida en las granjas neozelandesas. La entrada tiene un coste de 34,5$ por persona e incluye el acceso al Farm Show, un entretenidísimo espectáculo en el que el granjero muestra al público los distintos tipos de ovejas que hay en el mundo y acaba mostrando otro tipo de animales como vacas, perros, aves… La entrada al parque vale mucho la pena y fue una grata visita para nosotros, ya que no esperábamos que fuera tan divertido.

 

Nos tocaba tomar el camino de vuelta hacia Auckland, ya que se estaba haciendo de noche y aún nos quedaban 2 horas y media de carretera.

Esa noche nos alojaríamos en el Auckland Airport Lodge, un hotel con parking gratuito situado algo más lejos del aeropuerto de lo que nos hubiera gustado, pero cuyas habitaciones tenían un tamaño enorme y cuyos empleados fueron muy amables. El hotel ofrece servicio de shuttle bus gratuito hasta el aeropuerto de Auckland.

 
Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista, web de viajes. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.