Viajando en Clase Turista
Viajando en Clase Turista

Loch Lomond – Loch Awe – Oban (Día 4)

La noche en el parking fue genial. Muy tranquila. La cama de la caravana resultó ser muy cómoda y la calefacción hizo su función para protegernos del frío de la noche. Sin embargo, no todo fue tan bien. Julia venía algo resfriada al viaje y esa noche la pasó fatal. Al despertarnos vimos que tenía algo de pus en un oído, así que buscamos en internet cual era el hospital más cercano y para allá que nos fuimos.

 

Pese a tener preparadas nuestras tarjetas sanitarias europeas, el único hospital del pueblo, el Stirling Community Hospital, resultó ser un centro privado, por lo que no nos quedó otra que pagar la consulta. Finalmente, el doctor, que pasaba sus veranos en Mallorca, nos dio el diagnóstico: otitis, y nos recetó amoxicilina para los siguientes 7 días. Un comienzo de mañana muy intenso…

Sabiendo que Julia estaba bien y tras administrarle el medicamento, iniciamos la ruta programada para el día, aunque ligeramente modificada. Trayecto de 45 minutos hasta Balloch, el primero de los pueblos que rodean el Lago Lomond, el mayor lago de Gran Bretaña, dentro del Parque Nacional Trossachs, y sin hacer parada continuamos hasta la hermosa localidad de Luss, del que dicen que es el pueblo más hermoso de la zona. Aparcamos en el parking público de pago que se ubica en la entrada del pueblo y desde allí continuamos la ruta a pie, visitando la playa y el embarcadero, desde donde se pueden tomar barcos que realizan mini-cruceros por el lago. Continuamos conociendo la Iglesia Parroquial, construida en el siglo XIX y que alberga una lápida vikinga de piedra que data del siglo XI.

 

Tras la visita, retomamos la ruta por carretera, realizando una parada en un merendero de la A83 para comer algo. Trayecto de poco más de 1 hora hasta la zona del Loch Awe para visitar el Castillo de Kilchurn, o mejor dicho sus ruinas. Construido en el siglo XV, fue durante muchos años hogar de los Condes de Breadalbane hasta que allá por el 1760 fue dañado por un rayo, que lo dejó con un aspecto similar al que se puede apreciar hoy en día. El acceso al castillo se limita a un ligero trayecto en barco o una excursión a pie desde Dalmally, de unos 30 minutos de duración. Pese a que habíamos leído que la visita no valía mucho la pena, ya que lo interesante era el exterior del castillo, íbamos con la idea de llegar hasta allí. No obstante, la lluvia nos hizo cambiar de planes y tuvimos que conformarnos con verlo desde la caravana.

 

Un corto trayecto de poco más de media hora nos condujo al último punto del día, la pequeña localidad de Oban, situada en el fiordo de Lorn. Tras visitar la zona del puerto y hacer unas compras, nos dirigimos al que sería el primer parque de caravanas de nuestro road trip, el Roseview Caravan Park, a apenas 10 minutos del centro de Oban, donde por 22 libras tuvimos acceso a una plaza privada, además de disfrutar de servicio de agua potable, toma de corriente, duchas y baños.

 

Recorrido del día:

Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista, web de viajes. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.